• 1w

Academia

Valoran espacio de reflexión y diálogo en torno al modelo de desarrollo

Fecha: 6 mayo, 2016

Valoran espacio de reflexión y diálogo en torno al modelo de desarrollo

Cátedra “Economía Social y Solidaria” es organizada por  la Escuela de Ciencias Empresariales y el Departamento de Teología.

La sociedad civil es el último gran reservorio de normas éticas que está en condiciones de humanizar la globalización, poniéndola al servicio del ser humano. Así lo afirmó esta semana (5) Alberto Barlocci, uno de los relatores de la cátedra “Economía Social y Solidaria”, organizada por la Universidad Católica del Norte.
La iniciativa representa un esfuerzo conjunto de la Escuela de Ciencias Empresariales y el Departamento de Teología, que aportando sus respectivos enfoques, buscan ofrecer a la comunidad un espacio de reflexión y diálogo en torno a la ética y la economía, el actual paradigma de desarrollo y las relaciones entre el Estado, las empresas y la sociedad civil.
Esta primera jornada tuvo lugar en La Serena, específicamente en el auditorio del Edificio María Elena, y la próxima sesión se realizará en julio en la ciudad de Coquimbo, de modo de dar facilidades a los distintos asistentes.
El evento congregó una gran cantidad de público, que siguió con atención las presentaciones de los expositores Alberto Barlocci, del Observatorio Latinoamericano de las Finanzas, y Sergio Zúñiga, de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN, quienes entregaron sus visiones sobre economía social y solidaria. En este contexto, Barlocci señaló que, en estos últimos años, la idea del mercado ha penetrado en todos los ámbitos de la vida social y privada, instalando la idea de que los contratos asociados al mercado intervienen en articular nuestros tipos de relaciones. Pero, advirtió, debemos recordar que también nos relacionamos y hacemos compatible nuestra vida social a través de otros valores, por ejemplo el amor, gracias al cual construimos una familia y vínculos de amistades. De modo que no solo la ley actúa como un regulador social, sino igualmente valores éticos como la amistad y la confianza, que son esenciales para la convivencia.
La cátedra “Economía Social y Solidaria” se prolongarán hasta 2017, siempre bajo la organización del Departamento de Teología y la Escuela de Ciencias Empresariales (ECIEM) de la UCN, en alianza con el Observatorio Latinoamericano de las Finanzas, el Ministerio de Economía – División de Economía Social – CORFO.
De esta manera, explicó Cristian Morales, director de ECIEM, se da respuesta a una inquietud de la Vicerrectoría de Sede, en cuanto a involucrar a la UCN en la contingencia nacional. “Vimos que hay una visión crítica respecto al modelo económico imperante, a las reformas, al proceso constituyente, y en ese contexto pensamos que como universidad debíamos ser un referente para generar opinión a nivel regional”, afirmó, adelantando que en cada charla se entregarán dos visiones sobre un mismo tema, de modo que los asistentes puedan comparar y llegar a sus propias conclusiones.

Opiniones
Para Marcelo Salazar, Seremi de Energía, los temas abordados por la cátedra dan cuenta de la necesidad de desarrollar un nuevo modelo de desarrollo, “que involucre a la sociedad, en este círculo virtuoso entre Estado, empresa y sociedad, que busque la sustentabilidad social y ambiental”, de modo más armónico y equitativo. De paso valoró el carácter interinstitucional de la la iniciativa, que permiten, dijo, “que la sociedad sea más consciente de lo que queremos y podemos lograr si funcionamos en forma coordinada, con mayor diálogo y comunicación.
Similares opiniones manifestó Miguel Angel Cuadros, Seremi de Economía, señalando que “nos evitaríamos muchas discusiones si tuviéramos un actuar social solidario como país y como ciudadanía. Si tuviésemos un actuar de esta forma desde la empresa, por ejemplo, y la riqueza la hiciéramos parte a nuestros trabajadores, no necesitaríamos subir impuestos, porque el trabajador se auto valdría de todas sus necesidades, podría pagar su salud y educación”. Como eso no ocurre, comentó, “el Estado tiene que suplir esa falta de solidaridad organizada y aplicar impuestos”, agregando que la solidaridad también pasa por cuidar el medio ambiente.
Gustavo Mallat, director de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo, calificó como excelente que la UCN esté instalando un espacio de diálogo sobre este tema, para “tener una nueva mirada a la típica bipolaridad entre capitalismo y socialismo, estatismo y liberalismo”. En los últimos años, agregó, se ha visto que el sector privado y el Estado no pueden solucionar los problemas de la sociedad en general, y que la sociedad civil realiza en aporte muy importante en creación de riqueza, redistribución, inclusión y equidad. Su opinión coincidió con la visión de Alberto Barlocci, quien definió la sociedad civil como “el último gran reservorio de normas éticas que está en condiciones de humanizar la globalización, poniéndola al servicio del ser humano”.
Jocelyn Cortés, alumna de Ingeniería Comercial, fue otra de las asistentes que apreció la cátedra, sobre todo, acotó, por la idea de la economía sustentable, basada no solo en el capital y el poder de las empresas.

No hay comentarios

Comenta tu también