• Carla Wichmannw2

Academia

“Se debería involucrar mucho más a los niños y jóvenes en cuestiones ambientales”

Fecha: 17 julio, 2017

“Se debería involucrar mucho más a los niños y jóvenes en cuestiones ambientales”

Carla Wichmann, investigadora alemana, incorporó a su tesis de magister resultados logrados por los Científicos de la Basura.

Carla Wichmann, ciudadana alemana y desde hace algunas semanas magíster en ciencia de sustentabilidad, iba a dedicar su tesis a la reducción de nitrógeno en la agricultura. Pero entonces surgió la posibilidad de acompañar con su investigación a un proyecto de los Científicos de la Basura, iniciativa chilena pionera de ciencia ciudadana albergada en la Universidad Católica del Norte, que desarrollan conjuntamente representantes del mundo académico y del ámbito escolar.

Para ello, incorporó a su trabajo los resultados de una encuesta aplicada -antes y después del estudio – a los escolares participantes en el Tercer Muestreo Nacional de la Basura en las Playas, efectuado durante el 2016 por niños y profesores.

La encuesta, titulada “Basura plástica y conciencia ambiental”, buscaba evaluar la conciencia ambiental y la percepción del problema de la basura marina, y fue aplicada a 1163 alumnos de 39 colegios de todo Chile, lográndose obtener las respuestas de 812 menores.

La hipótesis de Carla Wichman era que, tras la participación en el proyecto, la conciencia ambiental de los escolares, relacionada al problema del plástico en la playa y en el mar, iba a aumentar, por las experiencias y conocimientos obtenidos. En particular, la joven investigadora quería saber cómo perciben los niños el problema en general y su responsabilidad en aportar a la solución del mismo; los daños que causa el plástico marino y el comportamiento ecológico relacionado al plástico. “En concreto, si veían una causalidad entre usar plástico en su vida diaria y el problema, y entre hablar con otra gente sobre el tema y ayudar a solucionarlo”, señala.

Los resultados de la encuesta mostraron que la científica alemana tenía razón. Si bien ya antes de participar en el proyecto, los escolares ya consideraban como un problema la basura plástica en el mar y se sentían responsables de ayudar a evitar esta contaminación, la encuesta posterior al muestreo demostró que haber tomado parte en esta actividad aumentó en los alumnos su percepción de que la basura plástica en el mar es perjudicial para los animales marinos, los humanos, el turismo, la pesca y la apariencia de la costa. Además, los jóvenes manifestaron su intención de tratar de usar menos plástico en su vida diaria.

La participación en el muestreo y responder la encuesta habría así sensibilizado a los escolares frente a este tema, motivándolos a reflexionar de manera distinta acerca de la relación causal entre el uso del plástico y el problema de la basura plástica en el mar.

“Algo muy importante que comprendí durante la tesis”, reconoce Carla Wichman, “es que se debería involucrar mucho más a los niños y jóvenes en cuestiones ambientales. Me parece que muchas veces les falta un foro en donde puedan expresar su punto de vista y su perspectiva a esos temas. Y me da la impresión que tienen mucho que decir y muchas ideas al respeto. Desde su perspectiva más imparcial, pueden mostrarnos lo absurdo que son algunas de las normalidades adultas frente a los problemas ambientales y ayudarnos a abrirnos para cambiar nuestras costumbres para que sean más sustentables”, afirma convencida.

El futuro del planeta
Si bien su interés hacia el trabajo de los Científicos de la Basura es de larga data, recién en 2011 tuvo oportunidad de acompañarlos en una salida a terreno que efectuaron con niños en la Universidad Católica del Norte, mientras hacía su tesis de pregrado en Biología Marina, guiada por el profesor Martin Thiel, fundador y líder de esta iniciativa de ciencia ciudadana.
Acerca de este programa, que ya cuenta con 10 años de trayectoria, Wichmann comenta: “Me parece genial y súper importante lo que hacen los Científicos de la Basura. Uno, porque generan datos muy relevantes para la ciencia, que pueden ayudar a entender y afrontar el problema de la basura marina; y dos, porque me parece que tiene mucho potencial hacerlo con la ayuda de alumnos, quienes así pueden aprender del tema de una manera muy directa. Por un lado, para emanciparlos a tomar decisiones conscientes al respecto, ya que el futuro del planeta es su futuro; y por el otro lado, porque pueden compartir sus experiencias con sus familias y su entorno social y ojalá así amplificar los beneficios del proyecto. Creo que nuestros hijos pueden ser estímulo y razón de cambiar costumbres que perjudican a la salud del planeta”.

Desarrollo sustentable
Carla Wichmann explica que el Magíster en Ciencia de Sustentabilidad, cursado por ella en la Universidad de Lüneburg, Alemania, se enmarca en uno de los grandes desafíos sociales del siglo 21, como es el desarrollo sustentable. La idea básica de éste, precisa, “es satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”. El citado postgrado tiene carácter interdisciplinario, abordando condiciones sociales y ecológicas generales y posibles estrategias de un desarrollo sustentable. “De mayor importancia es la consideracion de la (inter)relación de lo social, ecológico y económico”, subraya.
Ya con su tesis de Magister aprobada, adelanta que “me encantaría seguir trabajando con el tema de la basura plástica marina de una manera práctica, más concreto en la concientización de las personas. Lo que aprendí durante mi tesis del tema seguramente me podría servir mucho en eso”.
Y desde una perspectiva científica, dice, la tesis “me despertó muchas preguntas que me gustaría investigar en futuros proyectos. Me demostró que hay mucho que investigar todavía en el ámbito de la conciencia ambiental en el contexto de la contaminación marina por los plásticos”, idealmente, declara, por medio de un trabajo práctico e investigativo.

Fotografía: Tras la entrega de la tesis: Carla Wichmann (derecha) junto a Anna Sundermann, una de sus supervisoras de tesis.

No hay comentarios

Comenta tu también