Actualidad

UCN inicia pionera cooperación técnica chileno-finlandesa en educación

Fecha: 11 abril, 2019

UCN inicia pionera cooperación técnica chileno-finlandesa en educación

Diplomado internacional de doble titulación capacitará a equipos directivos de establecimientos de la región de Antofagasta.

En un proyecto que marcará un precedente en las relaciones chileno-finlandesas asociadas a cooperación técnica en el ámbito educativo, la Universidad Católica del Norte (UCN), por medio de su Centro de Investigación y Desarrollo de Talentos; y la Tampere University of Applied Sciences TAMK (Finlandia), iniciarán un inédito programa de diplomado internacional de doble titulación, el que se enfocará en la formación de 25 equipos directivos de diversos establecimientos de la región de Antofagasta.

Este programa significará un trabajo conjunto entre expertos chilenos y finlandeses durante 2019 y 2020, cuando se impartirán 3 módulos técnicos asociados a gestión directiva, entornos de aprendizaje e innovación educativa.

Paralelamente a esta formación internacional, expertos chilenos trabajarán con los participantes del programa en sesiones de articulación, donde contextualizarán lo aprendido a la realidad política, cultural y estructural del sistema nacional, implementando una serie de proyectos educativos aplicados que serán desarrollados por los directivos en conjunto con sus equipos docentes.

INNOVACIÓN
El presente proyecto se enmarca en una serie de iniciativas que el Centro de Investigación y Desarrollo de Talentos de la UCN ha estado llevando a cabo para instalar escalonadamente estrategias de innovación educativa en la región de Antofagasta.

En este sentido, para el director del proyecto, Ramiro Vargas, esta iniciativa “constituye un importante desafío de continuidad de un proceso metodológico educativo que se inició en 2014, con la realización de nuestro primer proyecto FIC, y que en los últimos cuatro años ha logrado posicionarse en el sistema educativo regional, trabajando inicialmente con estudiantes de educación media y posteriormente con profesores, a través de otro proyecto formativo también apoyado por el gobierno regional.

En esta última etapa, nuestros esfuerzos apuntan a la participación de directivos, en conjunto con los docentes, como agentes claves en la toma de decisiones para fortalecer la aplicación de proyectos de innovación en aula”.

Para una de las gestoras del proyecto, la encargada internacional de TAMK, Virpi Heinonen, el anuncio de este programa marca un hito relevante en la colaboración entre Finlandia y Chile, agregando que “esta es la culminación de un esfuerzo a largo plazo y la confianza creada entre ambas partes. La cooperación internacional es una oportunidad para observar su propio sistema educativo con lentes comparativos, participar en el aprendizaje de por vida e innovar juntos. Esta es una oportunidad única y sin precedentes para ambas instituciones. Nosotros trabajamos con diversos socios internacionales para desarrollar la educación en todo el mundo y esta es nuestra primera operación conjunta en Chile”.

COLABORACIÓN
Para la concreción de este proyecto fue necesaria de la colaboración conjunta del gobierno finlandés, la embajada de Finlandia en Chile, el gobierno regional y el Consejo Regional de Antofagasta.

Sobre estos últimos, el director del proyecto destacó el importante apoyo del gobierno regional a iniciativas para la mejora del sistema educativo, señalando que “estos proyectos permiten fortalecer directamente los aprendizajes de niños, niñas y jóvenes, en línea con los objetivos tanto de los fondos de innovación FIC, como de la Estrategia Regional de Innovación”.

En esta misma línea, el asesor metodológico del proyecto y uno de los gestores de esta iniciativa, Cristian Celedón, recalca el importante trabajo a largo plazo que ha significado este proyecto: “Este ha sido un trabajo lento y no ausente de dificultades, pero creemos que la innovación educativa no es un simple eslogan, sino que, por el contrario, es un proceso sostenido y escalonado de mejoramiento, donde más que cambiar prácticas concretas o realizar intervenciones superficiales, se trata de instalar sistemáticamente nuevas creencias y perspectivas sobre lo que entendemos por el proceso educativo y sus impactos en nuestros estudiantes, ayudando no solo al mejoramiento concreto de los aprendizajes, sino a la superación de otros problemas importantes de nuestro sistema, como la segregación, inequidad y desigualdad de oportunidades”.

No hay comentarios

Comenta tu también