• invmicroorganismos

Academia

Investigan microorganismos en ambientes contaminados por metales pesados

Fecha: 4 septiembre, 2014

Investigan microorganismos en ambientes contaminados por metales pesados

Académica estudia el valor de la reproducción sexual y de la producción de huevos de diapausa en especies del zooplancton.

Muchos organismos viven en ambientes impredecibles y responden a las fluctuaciones en éstos entrando en estadios reversibles de actividad metabólica reducida, conocidos como diapausa. La diapausa es una estrategia que ecológica y evolutivamente tiene mucha relevancia, sin embargo, en sistemas contaminados por metales pesados, podría verse alterada a tal punto de convertirse en una “mal-adaptación” en este tipo de ambientes.

“Producción de Diapausa en medio contaminado: efectos transgeneracionales y competitivos en un sistema planctónico”, es un proyecto Fondecyt de Iniciación que desarrolla la académica del Departamento de Química de nuestra Universidad, Dra. Adriana Aránguiz Acuña.

La investigadora se propuso como objetivo general evaluar el valor de la reproducción sexual y de la producción de huevos de diapausa en especies del zooplancton como una estrategia adaptativa en un ambiente contaminado por metales pesados. De ese estudio, espera obtener como patrón principal mayores costos de producción de diapausa como consecuencia de una exposición a concentraciones subletales de metales, ya sea a través de una transmisión transgeneracional de un efecto tóxico o por una disminución de las habilidades competitivas de individuos pre y post diapáusicos.

En diversas especies del zooplancton, como los rotíferos, la diapausa es gatillada por señales de organismos de la misma especie, acumuladas en el medio acuático, y en algunos de éstos se producen solo como resultado de un cambio en el tipo de reproducción, de asexual a sexual. Sin embargo, presiones selectivas tienden a evitar los altos costos involucrados en el paso de un tipo de reproducción.

COMPETENCIA
La académica, señala que por ejemplo, la producción de este tipo de huevos podría restringir la habilidad competitiva de estas especies, o bien producirse una inhibición de la reproducción sexual en hembras eclosionadas de este tipo de huevo de diapausa, con el propósito de favorecer un rápido crecimiento de la población a través de la reproducción asexual.

“Muchos estresores, tales como la introducción de metales pesados en los cuerpos de agua continentales (ríos y lagos), tienen gran impacto sobre la producción de diapausa en rotíferos. Se espera que un efecto de perturbación química por adición de metales pesados podría ser transmitido entre especies competidoras, alterando habilidades competitivas de aquellas que están invirtiendo recursos en la producción de diapausa y, dentro de la misma población, en sus generaciones posteriores a través de cambios en los patrones de inhibición de la reproducción sexual y del desempeño de los organismos que emergen de huevos diapáusicos”.

La diapausa, explica la especialista, tiene una gran relevancia ecológica y evolutiva, porque permite sobrellevar condiciones ambientales desfavorables, previene la extinción de poblaciones, favorece la dispersión y colonización de nuevos ambientes y, debido a que forma bancos de huevos de resistencia o semillas, juega un importante rol modulador de la diversidad y dinámica de las comunidades ecológicas.

ESTUDIANTES
“Anteriormente hice un proyecto de postdoctorado, también con financiamiento Fondecyt, sin embargo, al ser este mi primera incursión ya como académica, me tiene muy satisfecha, además que fue muy bien rankeado dentro del grupo de evaluación, lo que me sugiere que la propuesta quedó bien planteada”, explica.

Un aporte importante del trabajo es que da la posibilidad a los estudiantes de pregrado del Departamento de Química de formar parte de la investigación, adquiriendo nuevas competencias y experiencias que les abrirán puertas a distintos ámbitos laborales de las ciencias en el país.

Adriana Aránguiz, quien es doctora en Ecología y Biología Evolutiva, valora la labor del grupo, entre ellos, un estudiante de la Carrera de Analista Químico, quien cumple funciones de asistente técnico. Además, otros cuatro realizan su seminario de título y también participan directamente en los objetivos del proyecto.

Para esta iniciativa, Fondecyt aporta 30 millones de pesos anuales, recursos que han permitido adquirir equipamiento de laboratorio como un gabinete de  bioseguridad, centrífuga, autoclave, varias lupas,  microscopios con cámaras espectrofotómetro, computador, PHmetro, entre otros, que contribuyen al desarrollo de la investigación.

No hay comentarios

Comenta tu también