• RectorEntrevista

Actualidad

“La reforma reconoce lo público como lo estatal, y eso no es así”

Fecha: 5 julio, 2016

“La reforma reconoce lo público como lo estatal, y eso no es así”

Rector Jorge Tabilo manifestó su preocupación ante lo propuesto por el Ejecutivo en el proyecto de reforma a la Educación Superior.

Su preocupación ante la situación en la que podrían quedar las universidades públicas no estatales, según lo propuesto por el Ejecutivo en el proyecto de reforma a la Educación Superior, manifestó el Rector Jorge Tabilo Álvarez.

La autoridad explicó que la propuesta ingresada este lunes para su tramitación en el Congreso, asocia lo estatal con lo público, lo que causa “intranquilidad”, ya que se plantea que las universidades estatales son las que se hacen cargo del desarrollo del país, lo que enfatiza no es así. “No nos parece, porque hay que considerar que alrededor del 50% de la producción académica en Chile viene de instituciones que forman parte de la Red G9 (Universidades Públicas No Estatales), agrupación a la cual pertenece la UCN. Lo que debería hacer la reforma es desarrollar las capacidades que se han creado tanto en las universidades que son del Estado, como en aquellas que no lo son y que hoy están en el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, CRUCh”.

En este sentido, señala que lo más adecuado sería que la reforma creara un sistema de integrado de Educación Superior que aproveche las capacidades de todas las instituciones del país, independiente de su origen.

APORTES BASALES
El Rector Tabilo agregó que nadie puede desconocer que las instituciones del G9 que hoy son parte del CRUCh son universidades públicas que con su historia han contribuido al desarrollo de Chile, y lamenta que esta reforma no reconozca ese aporte, lo que a su juicio es “tremendamente injusto”.

También consideró grave la propuesta de que los aportes basales ya no estén disponibles en el mediano plazo para las instituciones públicas no estatales, ya que con ello se estaría mejorando las universidades estatales en desmedro de las no estatales, lo que a su juicio provoca incertidumbre.

Al respecto, el Rector de la UCN indicó que la pérdida o disminución de los aportes basales supone una merma de recursos, lo que pone en riesgo el desarrollo y crecimiento de las instituciones, en especial para mantener los niveles de calidad. Lo anterior, explica, supone no poder desarrollar nueva infraestructura o abrir nuevas carreras. “Estos son aspectos que se deberían definir en la discusión parlamentaria, pero es evidente que la iniciativa tiene contradicciones en este tema”, aseguró.

REGIONES
Desde su punto de vista, la iniciativa propuesta por el Gobierno tampoco toma en cuenta a las universidades regionales, las cuales -resalta- necesitan un tratamiento especial, independiente de si pertenecen al Estado. “No tiene sentido que el proyecto no considere un trato igualitario. La Universidad Católica del Norte es una institución pública, una universidad inclusiva que apunta a mejorar la movilidad social, lo que incluso está en nuestra misión”, enfatiza, junto con reiterar que no debe haber diferencias entre los planteles del CRUCh.

La reforma, continuó, genera incertidumbre porque no apunta al desarrollo de la educación pública del país, sino que más bien reconoce lo público como lo estatal, lo que causa una profunda preocupación, ya que en la práctica el financiamiento con aporte basal directo a las universidades del G9 iría disminuyendo hasta desaparecer. “No nos queda claro si así el modelo de financiamiento va a permitir desarrollar calidad justa y equilibrada”, apuntó.

Sostuvo, además, que otro aspecto negativo es que el proyecto de ley no contribuye a generar condiciones de colaboración entre las instituciones estatales y aquellas que no pertenecen al Estado, lo que impide aunar esfuerzos que en definitiva benefician al país en su conjunto y a las regiones en particular.
“El Estado, según mi opinión, debe preocuparse de desarrollar un sistema público de Educación Superior, en el cual existan las universidades estatales y aquellas que no lo son, donde el financiamiento debe ser el mismo”.

Jorge Tabilo coincidió con Claudio Elórtegui, Rector de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y Presidente de las Universidades Públicas no Estatales (Red G9), en relación a que la reforma perjudica a las instituciones pertenecientes a la agrupación, ya que no se están creando políticas de incentivo, sino que además se están expropiando fondos basales que estas casas de estudios reciben desde comienzos de los años 60. Esto, enfatizan, llevaría a una decadencia de las universidades públicas no estatales, lo que afectaría a sus académicos, funcionarios y estudiantes.

No hay comentarios

Comenta tu también