Columnistas

Ciudad, Incendio y Patrimonio

Fecha: 17 mayo, 2018

Larry Games

Ciudad, Incendio y Patrimonio

Larry Games Díaz
Arquitecto UCN

De vez en cuando, lamentablemente sucede en nuestra ciudad un incendio que perjudica a diferentes tipos de inmuebles, y con ello a muchas personas que directa e indirectamente pierden algo con esto. Pero es importante analizarlos, por lo perjudicial de estos eventos, que sin duda impactan fuertemente no tan solo a estas personas y sus bienes, sino que también a la ciudad.

Nuestra ciudad está pasando por una situación especial en torno a este tema, ya que hay dos puntos más vulnerables de ella que están con riesgo. Por un lado, los campamentos que están en una situación de hacinamiento importante que, junto a la mala conectividad, hace que sean lugares de alto riesgo de incendio y de difícil acceso. Y, por otro lado, el centro, con una ya avanzada situación de hacinamiento, más bien localizada en inmuebles antiguos que permiten estas transformaciones, como lo son las antiguas casonas transformadas en laberintos de difícil control y acceso.

Ahora fueron locales comerciales, luego pueden ser otros inmuebles que hay que tener presente para que no se conviertan en trampas para estos habitantes que se encuentran en esta situación poco segura de habitar. Dentro de esta situación se encuentran varios inmuebles que son de valor patrimonial y, en este sentido, es importante definir que muchas veces, y creo que este es el caso, son un conjunto más que individualidades las que componen el patrimonio urbano arquitectónico de Antofagasta.

En este sentido, creo que es importante generar políticas modernas de renovación, que no sean burocráticas y más bien dinámicas, y que pongan en valor el verdadero sentido del patrimonio que no tan solo se compone del cuidado de estos edificios, ya que junto con mantener el recuerdo de nuestra historia a través del patrimonio arquitectónico se cuida el patrimonio humano: el de comerciantes, familias y profesionales que han crecido y que emprenden en estos vulnerables espacios y que sin duda alguna merecen ser tratados con el máximo de respeto, tanto a nivel material como humano.

No hay comentarios

Comenta tu también