Columnistas

El año de los ‘ismos’: nacionalismo, populismo y ¿liberalismo?

Fecha: 8 enero, 2019

Francis Espinoza

El año de los ‘ismos’: nacionalismo, populismo y ¿liberalismo?

Dra. Francis Espinoza
Académica Escuela de Periodismo

Los modelos aplicables a otras realidades son parte de la ‘política comparativa’. Desde una mirada deconstructiva (Derrida, 1997), el resurgimiento de una ultra derecha en Europa y América Latina no tendría necesariamente un correlato común, pero sí consecuencias similares en minorías votantes pertenecientes a ‘culturas amnésicas’ (Debord, 1994) con un enfoque pragmático de ‘como voy yo ahí’.

A esto Zizek (2010) le llama la dialéctica (como forma de contradicción) de ‘los universales – particulares’, es decir, las grandes utopías políticas sólo serían válidas cuando se combinan con mi billetera y zonas de confort.

Este año las conferencias internacionales versaron sobre el Brexit, nacionalismos y populismos. Aquí también se habló del ‘efecto cascada’ de eventos como la vuelta conservadora de Polonia, la desobediencia de Hungría frente a las reglas supranacionales de la Unión Europea, sobre todo en temas migratorios, los discursos antisemitas de Austria y el peligro latente del retorno de una Italia fascista. Todos con un denominador común: la caída en picada de la social democracia europea, y la consolidación de los partidos conservadores en Europa del Este y la Región de Bavaria en Alemania. El triunfo de estos ‘ismos’ se explicó a partir del ciclo largo (Wallerstein, 1974) de crisis económica europea y la problemática de la migración como telón de fondo.

¿La ola de la extrema derecha europea llegó a A. Latina? Así parece en el caso de las elecciones en Brasil. Sin embargo, hay que recordar que las políticas nacionalistas y proteccionistas de Trump también han surtido un efecto significativo en el reordenamiento del mapa internacional de poder. Al populismo anticorrupción y el ejercicio de un poder duro en temas de seguridad en Bolsonaro, agregaría un tercer ‘ismo’, la resurrección del liberalismo (Sandel, 2013).

Los gobiernos de A. Latina están en una triple encrucijada: el imaginario sobre el ‘poder del pueblo’ (‘régimen nocturno’ en Bergua, 2015), el deseo popular de la disolución de estructuras tradicionales de democracias representativas, y el ejercicio de gobiernos autocráticos. Gobernar desde los ‘ismos’ implica ser juez y parte, dar al pueblo poder y querer tenerlo aferrado a discursos populistas y nacionalistas.

No hay comentarios

Comenta tu también