• MisaDespedida1

Actualidad

Comunidad regional dio masiva despedida a monseñor Pablo Lizama

Fecha: 21 agosto, 2017

Comunidad regional dio masiva despedida a monseñor Pablo Lizama

En emotiva misa realizada en la Casa Central, sacerdote resaltó que “estamos al servicio del pueblo de Dios”.

Emoción y agradecimiento expresó la comunidad regional en una masiva despedida al Arzobispo de Antofagasta y Gran Canciller de nuestra Universidad, Monseñor Pablo Lizama Riquelme, durante una Misa de Acción de Gracias realizada en el gimnasio Luis Bisquertt de la Casa Central.

La comunidad estuvo representada por delegaciones de instituciones, movimientos y bailes religiosos, parroquias de Antofagasta, Mejillones, Taltal, Tocopilla y otras localidades, así como también cursillistas, sacerdotes, representantes de las Fuerzas Armadas y de Orden, establecimientos educacionales y numerosas familias.

El homenaje comenzó con una breve ceremonia donde el General Rafael Fuenzalida, de la I División de Ejército, destacó la entrega de valores, principios, compromiso en la labor pastoral del sacerdote en las instituciones de la Defensa Nacional durante el periodo en que fue nombrado Obispo Castrense de Chile, entre1999 y 2003.

Momentos de gran emoción y alegría para los asistentes fue el ingreso de la imagen de la Virgen María acompañada de los Bailes Religiosos, cuya presencia llevó instantes solemnes a la misa de despedida del destacado sacerdote, quien desarrolló su ministerio durante 13 años en la Arquidiócesis de Antofagasta.

En su homilía, Monseñor Lizama resaltó la presencia de gente tan distinta, y que el paso del tiempo va confirmando la preocupación de la Iglesia por todos sus hermanos. Expresó que sin la fuerza entregada por el pueblo cristiano, las autoridades de la Iglesia no podrán hacer nada. “Estamos al servicio del pueblo de Dios”, puntualizó.

MARCHA DE LA VIDA
Con motivo del alejamiento de sus funciones, Monseñor Lizama señaló que para él fue una grata experiencia encontrarse con el nivel de educación de la Universidad. Comentó que es apasionante el trabajo con jóvenes, y poder dar a ellos un destino, una posibilidad de arreglar sus vidas, contribuir al país, preparando buenos profesionales, lo cual definió como una tarea muy hermosa.

“El servicio que hace la Iglesia de tener una buena educación para quienes vienen a estas aulas, es compartido por mí como pastor. Agradezco a Dios haber redescubierto esta vida universitaria y haber aportado algo al desarrollo de sus actividades”, precisó.

Sin embargo, siente pena -dijo- por dejar a tantos amigos e instituciones que colaboraron, “pero es la marcha de la vida”, indicó, y también dijo que se va con esperanza de que lo realizado haya sido para bien. Se mostró contento con el nombramiento del Obispo Ignacio Ducasse Medina, nuevo Arzobispo de Antofagasta, asegurando que hará una muy buena labor.

“Agradezco al Señor esta oportunidad que me ha dado y que la Universidad siga en progreso para bien de todos nuestros jóvenes, que se formen para servir mejor a los demás”.

RECTOR UCN
En el marco de la despedida, el Rector Jorge Tabilo Álvarez destacó a Monseñor, quien es una persona muy querida por la comunidad y por la Universidad. Dijo que es importante resaltar el acercamiento que se produjo entre la comunidad universitaria y el Arzobispado. “Siempre hemos estado a su servicio. Y creo que hizo una gran labor en su preocupación por los sectores sociales vulnerables en lo que nosotros hemos estado contribuyendo, con ayuda en este sentido y otras actividades de la Iglesia en su labor por los más necesitados”.

Monseñor Pablo Lizama, con 50 años de sacerdocio, de los cuales 13 estuvo a cargo de la Arquidiócesis de Antofagasta, también es Hijo Ilustre de Antofagasta, distinción otorgada por la Municipalidad de Antofagasta.

No hay comentarios

Comenta tu también