• GimasioLBisquertt

Academia

Expertos analizan la arquitectura “brutalista” en Antofagasta y en el norte de Chile

Fecha: 2 diciembre, 2016

Expertos analizan la arquitectura “brutalista” en Antofagasta y en el norte de Chile

Encuentro internacional realizado en la Casa Central dio una nueva mirada a obras que forman parte de la historia de la ciudad.

Obras icónicas ubicadas en ciudades como Antofagasta y Arica, marcan la presencia de la arquitectura brutalista en el Norte de Chile, estilo que tuvo su mayor desarrollo en esa zona desde fines de la década de los 50 hasta mediados de los años 70.

“El nombre brutalismo suena agresivo, pero tiene que ver con una expresión más bien escultural de las estructuras, es un pensamiento más ingenieril de la arquitectura”, resaltó el Dr. Claudio Galeno, académico de la Escuela de Arquitectura de nuestra Universidad, al referirse a esta forma de expresión presente en edificaciones de todo el mundo.

El especialista señala que en Antofagasta uno de los ejemplos más emblemáticos de esta forma de expresión, es el Gimnasio Luis Bisquertt Susarte, construido a mediados de los años setenta en la Casa Central de la entonces Universidad del Norte (UN). “Es una de las mejores expresiones de este tipo de arquitectura”, señala el experto al referirse a las características y formas particulares del recinto deportivo.

Otros ejemplos que pueden ser considerados en este grupo, añade, son los sectores habitacionales CORVI (Corporación de la Vivienda), como el conjunto Coronel Emilio Sotomayor. También resaltó el Edificio Huanchaca, más conocido como “Curvo” en el sector Gran Vía. “Son obras que se enmarcan en una búsqueda plástica que mezcla arquitectura con ingeniería”, explicó el académico.

Citó como uno de los mejores ejemplos el caso del Edificio Centenario, ubicado frente a la Plaza Colón, en pleno centro de la capital regional. Explicó que esta edificación está pensada como un árbol que tiene un tronco central que no está a la vista, desde donde “cuelgan” los pisos. El arquitecto agregó que el brutalismo responde a un pensamiento de la arquitectura desde la ingeniería, donde predominan los moldajes de hormigón sin mayores detalles.
Pare el Dr. Galeno, Arica es la urbe nortina donde la manifestación brutalista es más evidente. Lugares como la Piscina Olímpica, el Estadio Carlos Dittborn y el Campus Saucache (U. de Tarapacá), son representativos de este estilo.

ELEMENTOS DISTINTIVOS
Los elementos distintivos de esta forma de expresión arquitectónica, fueron abordados en detalle en el workshop “El caso del brutalismo: una investigación desde las obras, que tuvo lugar en la Escuela de Arquitectura de la UCN.

Este encuentro, dirigido a estudiantes de Magíster y del Taller de Anteproyecto, incluyó la participación de la Dra. Ruth Verde Zein, investigadora de la Universidad Presbiteriana Mackenzie en San Pablo, Brasil, quien es una de las expertas latinoamericanas en el área.
“El nombre de brutalismo viene de la idea de la palabra francesa “brut”, que significa ‘nuevo’, ‘sin pulir’, ‘sin acabar’; se usa el hormigón como se acaba. Es más rústico”, aclara al momento de definir el concepto.

La especialista sostiene que después de la Segunda Guerra Mundial hubo un gran desarrollo de estructuras de hormigón armado y pretensado, y también una búsqueda de expresión de la arquitectura a través de estas edificaciones y formas, lo que fue muy común hasta 1975.
Añadió que el término brutalismo es considerado polémico por algunos autores, pero que a nivel profesional es utilizado para reconocer este tipo de obras.

En su trabajo, la académica incluye el análisis de ejemplos de distintas partes del mundo con énfasis en Latinoamérica. De su país, resalta obras como el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro y el edificio de la Facultad de Arquitectura de la U. de Sao Paulo.

Puso de relieve la posibilidad de compartir sus conocimientos con estudiantes de la UCN. “Ha sido una gran experiencia para mí. Están muy interesados y trabajamos con mucha intensidad”, acotó la especialista, quien hizo un recorrido por distintos lugares de Antofagasta, donde conoció “in situ” la realidad del brutalismo en la capital regional.

No hay comentarios

Comenta tu también